BELLA, // como en la piedra fresca // del manantial, el agua // abre un ancho relámpago de espuma, // así es la sonrisa en tu rostro, // bella. // // Bella, // de finas manos y delgados pies // como un caballito de plata, // andando, flor del mundo, // así te veo, // bella. // // Bella, // con un nido de cobre enmarañado // en tu cabeza, un nido // color de miel sombría // donde mi corazón arde y reposa, // bella. // // Bella, // no te caben los ojos en la cara, // no te caben los ojos en la tierra. // Hay países, hay ríos // en tus ojos, // mi patria está en tus ojos, // yo camino por ellos, // ellos dan luz al mundo // por donde yo camino, // bella. // // Bella, // tus senos son como dos panes hechos // de tierra cereal y luna de oro, // bella. // // Bella, // tu cintura // la hizo mi brazo como un río cuando // pasó mil años por tu dulce cuerpo, // bella. // // Bella, // no hay nada como tus caderas, // tal vez la tierra tiene // en algún sitio oculto // la curva y el aroma de tu cuerpo, // tal vez en algún sitio, // bella. // // Bella, mi bella, // tu voz, tu piel, tus uñas // bella, mi bella, // tu ser, tu luz, tu sombra, // bella, // todo eso es mío, bella, // todo eso es mío, mía, // cuando andas o reposas, // cuando cantas o duermes, // cuando sufres o sueñas, // siempre, // cuando estás cerca o lejos, // siempre, // eres mía, mi bella, // siempre.
Bella de Pablo Neruda

Friday, February 15, 2013

OTRAS GALERIAS DE:

Vale Roth Gimnasta de primera




Compartir






En la niñez de la bailarina se proyectaba que sería una exponente del deporte chileno, sin embargo, con el pasar de los años, el camino de Valentina cambió la gimnasia, por las luces y cámaras.

Entrevistaa en Lun.com:





Valentina Roth cuenta el secreto de su impresionante elasticidad

A los 19 años, la participante de "Fiebre de baile" tiene un glorioso pasado deportivo

V alentina Roth levanta la pierna derecha por encima de su cabeza, en una increíble demostración de elasticidad que provocaba la envidia de sus compañeras del programa “Fiebre de baile”, recuerda la joven de 19 años.

“Lo que pasa es que de chica fui gimnasta... y de las buenas”, dice con aplomo y simpatía la eléctrica Valentina, mientras cruza sus piernas ratificando que, con tanta soltura corporal, parece la mujer de goma.

La hija del Rodolfo Roth, el entrañable conductor de “Magnetoscopio musical”, cuenta que su recorrido por colchonetas y aparatos duró siete años, exactamente de los seis hasta los trece, cuando las lesiones y los deseos de llevar una vida más normal la llevaron a dejar del deporte.

“Los tobillos no me daban más, pues ya tenía esguinces crónicos en cada uno. Además, como a los doce años ya tuve un pololo y quería comenzar una vida más normal. Con el deporte debía privarme de carretes con amigos y ya sentí que estaba bueno”, explica con aire nostálgico.

“Partí primero en ballet, donde estuve un año y no me gustó mucho. Entonces, como tenía condiciones, me entusiasmé con la gimnasia y me inscribí en los cursos del Stadio Italiano, donde rápidamente me fue bien. A los ocho años ya era seca y les ganaba a muchas de las chicas de quince o dieciséis. Mi técnico era Marcelo Toledo, uno de los mejores gimnastas que ha tenido Chile”, recuerda.

-¿Cuál de las pruebas era tu fuerte?

-Era buena en la viga y en suelo. Esa agilidad la pude demostrar en el programa “Calle 7”, donde en las pruebas de equilibrio siempre vencía a las mujeres y debía ir a las finales contra hombres. Localmente, gané como 170 medallas y salí a competir por Chile a torneos en varios países de Sudamérica. También estuve en Lisboa, para un clasificatorio del Mundial en Austria, al cual asistí, pero para mala suerte me lesioné. Me encantaba competir y no me asustaba el público.

-¿Ves la gimnasia por TV?

-Cuando la dan. Si son los Juegos Olímpicos, me quedo pegada a la pantalla. Creo que el nivel de hoy es altísimo. Si uno ve los videos antiguos con las rutinas de Nadia Comaneci, que en este tiempo eran complicadas, ahora te parecen fáciles, porque la evolución es enorme entre las gimnastas.

-¿Alguna anécdota de colección?

-Una vez, Fernando Solabarrieta me entregó un premio como la mejor gimnasta de entre todos los estadios de colonia. Y otra, hace como siete años fui a competir con mi grupo del Stadio Italiano al programa de talentos infantiles “Bravo bravísimo” , que conducía Andrea Tessa en Canal 13. Perdimos en la final contra María José Quintanilla, la misma de “Rojo”. Mira cómo es la vida.




0 comments:

Post a Comment

Comenta sobre la actriz de cine o televisión, cantante, modelo, deportista, famosa chilena o extranjera que vive en Chile. Sobre sus actuaciones o sobre lo que hace.

Publicidad


Todas las galerías